Veolia España finaliza las acciones de mejora en la fábrica de papel de Sarrià de Ter para hacer frente al verano

La fábrica de papel de Sarrià de Ter ha abierto hoy las puertas de sus instalaciones para mostrar y explicar los avances en el Plan de Gestión de Olores (PGO). En concreto, la segunda fase de este proyecto contempla toda una batería de mejoras concentradas en la depuradora, buena parte de ellas para ser realizadas antes de la época estival, con el objetivo de evitar las posibles molestias derivadas del aumento de las temperaturas.

En una vista de prensa por el área de la depuradora, Manuel Orero, gerente Hinojosa Paper Sarrià y Cristina Pita, responsable de Calidad y Medio Ambiente, han explicado a los asistentes todas las actuaciones ya finalizadas y su máximo compromiso con este proyecto, que ha sido prioritario incluso en las circunstancias generadas por el estado de alarma.

Durando este periodo de tiempo, las acciones se han tenido que realizar bajo condiciones excepcionales para cumplir con los plazos previstos, siempre garantizando todas las medidas de seguridad e higiene marcadas por las autoridades.

Toda la compañía está plenamente comprometida con este proyecto y seguiremos dedicando todos los recursos humanos y materiales necesarios en favor de la convivencia en un municipio que tiene una tradición papelera de más de ciento años,

subraya Orero.

En la visita también ha intervenido Ferran Abad, director de desarrollo de Veolia en Cataluña, compañía referente mundial en la gestión optimizada de recursos que vela por correcto funcionamiento de la depuradora de la fábrica durante las 24 horas del día.

Mejoras centradas en la depuradora

Las actuaciones previstas dentro del PGO para hacer frente al verano se han centrado en el área de la depuradora, puesto que es donde se detectaron los focos de olor en las últimas mediciones realizadas. Han consistido en cubrir la mayor parte de los tanques de la depuradora: concretamente el pozo de entrada, el homogeneizador, el decantador primario, el TPA y el espesador de fangos.

Además, se ha cerrado completamente la sala donde se realiza la descarga de lodos (es decir, de los sólidos que resultan del proceso de depuración del agua, principalmente fibra de papel) y se ha implantado un sistema estanco de descarga y transporte de estos sólidos. Adicionalmente, y a pesar de que no estaba previsto inicialmente en el Plan, la compañía ha decidido instalar un equipo para la limpieza e higienización de los camiones que transportan este producto hasta su destino final, para evitar un posible impacto por olor en cualquier momento de este proceso.

Finalmente, la depuradora se ha equipado con unos filtros de carbón activo, que se han conectado al homogeneizador, el TPA y el decantador primario para limpiar y desodorar el aire que se mueve dentro de estos tanques. Estos filtros complementan la tecnología del Scrubber implantada en fases previas del Plan, y que se encarga de desodorar la sala de descarga de lodos y otros dos tanques de depuración: la sala de centrífugas y el TAV.

Las mejoras previstas en el PGO continuarán después del verano y consistirán en la instalación de un biofiltro, una tecnología que requiere una instalación más compleja, y que sustituirá los filtros de carbón activo, que la compañía ha querido implantar antes del verano para reforzar, todavía más, todas las medidas adoptadas.

Sostenibilidad y circularidad de la industria papelera

Durante la visita, además, se ha querido hacer divulgación sobre el proceso completo de depuración del agua, que se hace mediante un exigente tratamiento biológico y, por lo tanto, totalmente natural y sin la intervención de ningún agente químico.

Ferran Abad ha remarcado que este proceso permite el reaprovechamiento de tres recursos esenciales, lo que da idea de la circularidad y sostenibilidad de la industria papelera. Así, por un lado, hasta el 95% del agua que se utiliza en la producción de papel se devuelve al medio receptor, completamente tratada y limpia. El 5% restante, o bien se evapora durante la fabricación del papel, o bien se incorpora al producto final. El director de desarrollo de Veolia en Cataluña también ha constatado que, en la depuración, se genera biogás de manera natural y esta energía es reutilizada como vapor de agua para secar el papel durante su fabricación. Por último, los lodos resultantes de la depuración son valorizados por una empresa de la zona, que los convierte en compost para uso agrícola.

La innovación y la relación como socio tecnológico son dos de los objetivos clave en la relación con nuestros clientes. En Veolia, trabajamos cada día para poder ofrecer soluciones sostenibles que se adapten a las necesidades específicas de cada cliente. Desde nuestros inicios hace más de 50 años estamos comprometidos en la preservación y conservación de los recursos de nuestro planeta. Nuestro compromiso con Hinojosa es un buen ejemplo de cómo esta relación como socio tecnológico es clave para incorporar soluciones innovadoras a los proyectos industriales y cómo permite alcanzar objetivos ambiciosos en reducción del impacto ambiental, 

señala Abad.

 

Caso de estudio